Crítica: Ella es un monstruo

Cinépolis Distribución, 2017

Todos tenemos nuestros monstruos. La mayor parte del tiempo logramos mantenerlos a raya, pero en ocasiones, logran escaparse dejando algunos destrozos en el camino. Algo así es lo que le ocurre a la protagonista de la nueva producción del director español Nacho Vigalondo.

Colossal (o como terriblemente fue nombrada en México, Ella es un monstruo) narra la historia de Gloria (Anne Hathaway), una mujer desempleada que para la mayor parte del tiempo de fiesta con sus amigas, por lo que no es nada raro que llegue completamente borracha a su casa.

Su novio, Tim (Dan Stevens), cansado de esta situación termina por echarla. Ella, no teniendo otra mejor opción, regresa a su pueblo natal. Ahí, se reencuentra con Oscar (Jason Sudeikis), un amigo de la infancia quien le ayuda en ese mal trance.

El regreso de Gloria coincide con la aparición de un monstruo en Seúl, Corea del Sur. Pronto, descubre que está ligada a ese ser están ligados de una muy extraña forma, por lo que buscará evitar cualquier daño, aunque con sus frecuentes borracheras será algo difícil.

Desde su origen, el cine de monstruos ha servido para hablar de temas profundos, dejando la destrucción en un segundo plano (aunque jamás restando la diversión que esto representa para el espectador). El ejemplo más claro de esto es Godzilla como metáfora del miedo a lo nuclear.

En el caso de Ella es un monstruo, su director le utiliza como una alegoría de la autodestrucción, representada aquí por los problemas de alcoholismo de su protagonista.

Gloria (en un gran trabajo de Anne Hathaway) sabe que su vida está cada vez peor, pero tampoco hace mucho por cambiarlo, al menos, hasta que no tiene otra opción. Es en ese momento en que deberá enfrentarse a sus propios monstruos (nunca mejor aplicada la frase) y los de aquellos que la rodean.

Si bien, esto no es del todo nuevo, el tono de comedia que acompañó a los primeros avances ayudó a vender una idea bastante interesante y, hasta cierto punto, absurda. Sin embrago, lo que ofrece Vigalondo va por otro lado.

Al igual que ocurre en una noche de fiesta sin control, lo que en un inicio son risas y diversión, poco a poco se va transformando hasta el punto en que los personajes dejan de ser quienes pensábamos que eran. Y como sucede con casi cualquier borracho, la irresponsabilidad inevitablemente tiene un costo.

Así, la película se divide en dos partes. La primera, una comedia bastante simpática; mientras que la segunda, un drama que aunque no termina por amarrar y cae en algunos clichés, ofrece varios giros inesperados.

Ella es un monstruo es una de las ocurrencias más interesantes que han llegado a la cartelera en las últimas semanas y aunque el resultado es un tanto irregular, tiene varias ideas que valen la pena.

Cinépolis Distribución, 2017

***********

Ficha Técnica 

Titulo original: Colossal/ País: Canadá-España/ Año: 2017/ Director: Nacho Vigalondo/ Elenco: Anne Hathaway, Jason Sudeikis, Tim Blake Nelson, Dan Stevens, Austin Stowell/ Guion: Nacho Vigalondo/ Música: Bear McCreary/ Fotografía: Eric Kress/ Duración: 110 minutos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s