Crítica: Wolfpack. Lobos de Manhattan

Magnolia Pictures, 2015

Magnolia Pictures, 2015

Hace algunos años, debido a una enfermedad, me vi obligada a pasar un tiempo en cuarentena, así que no podía ni asomar la nariz a la calle. La experiencia fue todo menos agradable. En mi caso sólo fue un mes, ahora imaginar lo que debe ser vivir en ese estado durante 17 años, me parece de terror.

Justo esa es la circunstancia de los hermanos Angulo, 6 adolescentes cuya única referencia del exterior fueron las películas y lo aquello que podían ver a través de las ventanas de su departamento en Nueva York. Todo esto forma parte del documental Wolfpack: Lobos de Manhattan.

Si bien la premisa se antoja, el resultado no lo es tanto.

Y es que su directora, Crystal Moselle, decide evitar preguntas interesantes (y pertinentes) sobre esta familia para dedicar el tiempo del metraje en exaltar lo “curioso” de los hermanos.

Lo anterior es una verdadera pena pues van quedando un montón de preguntas en el aire, mismas que de pronto se convierten en incongruencias. Por ejemplo, si los chicos pasaron toda su vida en ese espacio tan pequeño, ¿cómo es que su salida al mundo exterior parece tan natural?

¿Acaso no se enfrentaron a miedos? O, ¿no les provocó ansiedad enfrentarse a una ciudad tan inmensa como Nueva York?

Incluso, los motivos de su encierro se diluyen en ese intento por mostrar a 6 chicos fanáticos del cine (en especial de Tarantino) que pasan el tiempo recreando escenas de las películas que ven o fabricando disfraces (eso sí, bastante creativos, por ejemplo el de Batman – y que se ve en la imagen más abajo-).

En varios momentos, más de un hermano dice que no habla con su padre (un hombre de origen peruano que justifica en la filosofía Hare Krishna su modo de vida) por “lo que ha hecho”.

¿Y qué es eso que resulta imperdonable? Quién sabe, la directora jamás lo indaga o por lo menos no queda claro. Simplemente lo deja escapar.

Y eso no es todo, entre los hermanos, hay una chica, de la cual simplemente no se habla nada.

Tal vez Moselle quiso evitar un discurso sensacionalista, digno del asqueroso talk show Laura en América, lo que me lleva a pensar que no se sintió con la capacidad de crear un discurso crítico sin caer en el sensacionalismo (cosa que es ciertamente difícil de lograr).

Al final, Wolfpack: Lobos de Manhattan era una buena oportunidad para aprender de la naturaleza humana. No obstante se quedó en el ejemplo de una historia que no se llegó a contar. Lástima, porque en serio que sonaba interesante.

Magnolia Pictures, 2015

Magnolia Pictures, 2015

*****************
Ficha Técnica  
Título original: The Wolfpack/País: Estados Unidos/Año: 2015/Director: Crystal Moselle/Música: Danny Bensi/Duración: 90 minutos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s