Crítica: Grandes Ojos

The Weinstein Company, 2015

The Weinstein Company, 2015

Algo pasa con Tim Burton. Desde hace varios años su filmografía ha sido bastante inconsistente. Si bien ha conseguido buenos resultados en taquilla (especialmente con Alicia en el país de las maravillas en el 2010), en general, sus películas han ido perdiendo el encanto.

Con Ojos Grandes, su más reciente trabajo esto se constata de manera contundente.

La historia gira en torno a Margaret Keane, una artista que durante años vio cómo su esposo Walter vendió sus pinturas como propias. Protagonizando así uno de los fraudes más mediáticos en materia de arte.

Sin embargo, lo que pudo ser una buena ocasión de reivindicación para el director, se quedó en una mera intención.

Burton va del drama a lo ridículo sin terminar de decidir cuál será el tono de la narración, provocando que la artista oscile entre ser la víctima y la culpable de su propia situación.

Las actuaciones poco ayudan. Amy Adams es una gran actriz, ya lo ha probado en un buen número de oportunidades. Pero aquí, su trabajo es flojo y no termina por convencer.

El caso de Christoph Waltz es aún peor. Pues ese hombre encantador y manipulador, por momentos diera la impresión de estar en una sintonía completamente distinta al resto de la puesta en escena.

Incluso la música de Danny Elfman, colaborador habitual, se nota desdibujada.

Pero lo más grave es el guion, pues Burton pierde la oportunidad de ahondar en un tema sumamente atractivo: la masificación del arte.

Margaret Keane y sus niños con ojos grandes han sido calificados como “vulgares y de mal gusto” y aun así, alguien como Andy Warhol llegó a decir: “Lo que ha hecho Keane es fabuloso. Tiene que ser bueno. Si fuese malo, no gustaría a tanta gente”, cita que por cierto, se usa al inició de la película.

Durante años, las ilustraciones de Margaret fueron vendidas por miles, llegando incluso a ser ofrecidas en los supermercados. Su esposo, prácticamente inventó una nueva forma de marketing.

Sin embargo, la falta de claridad hace que estos temas sean tocados superficialmente. Una verdadera pena dado su vigencia (el reciente éxito de la artista plástica Yayoi Kusama en nuestro país, es buen ejemplo de ello. Y es que más allá de la valoración artística, su exposición puso de nuevo la discusión sobre la mesa).

Vaya, siendo estrictos, inclusive lo que realmente impulsaba a ésta mujer pintar de la manera en que lo hacía pudo ser abordado de mejor forma.

Algo pasa con Burton, eso es innegable. Ya ni siquiera es la ausencia de su “estilo” (Big Fish es de lo más alejado a su “estética” y es al mismo tiempo de lo más destacado en su filmografía).

¿Será acaso que el encanto llego a su final?

The Weinstein Company, 2015

The Weinstein Company, 2015

************

Ficha Técnica

Titulo original: Big Eyes/País: Estados Unidos/Año: 2014/Director: Tim Burton/Elenco: Amy Adams, Christoph Waltz, Danny Houston, Kristen Ritter, Jason Schwartzman/ Guion: Scott Alexander, Larry Karaszewski/Música: Danny Elfman/Fotografía: Bruno Delbonnel/Duración: 106 minutos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s