Reseña: La muerte le sienta bien

Universal Pictures, 1992

Ficha Técnica

País: Estados Unidos

Año: 1992

Director: Robert Zemeckis

Música: Alan Silvestri

Fotografía: Dean Cundey  

Guión: Martin Donovan, David Koepp  

Duración: 104 minutos

Elenco: Meryl Streep, Bruce Willis, Goldie Hawn, Isabella Roselini

Por: Sarai Rosas Bautista

Helen esta a punto de casarse con Ernest, un reconocido cirujano plástico. Un día asisten a un espectáculo protagonizado por Madeline, una muy famosa actriz, y amiga de Helen.

Desde que se conocen, ambas amigas han sido rivales y esta situación  empeora cuando Ernest decide abandonar a su prometida para casarse con la actriz, dejándola completamente destrozada.

Después de algunos años los tres se reencuentran y las cosas han cambiado drásticamente. Madeline ya no es tan hermosa como antes y Ernest se ha convertido en un simple preparador de cadáveres. Ante esta crisis, una muy recuperada Helen, le propone a su ex asesinar a su antigua amiga, para así recuperar su vida juntos.

Lo que Helen no sabe es que con este plan comenzará una guerra que ni la muerte podrá detener.

La muerte le sienta bien, es la película ideal para quienes este asunto del amor nos causa ronchas. Y es que seamos honestos, el 14 de febrero inunda de tal manera las calles que se vuelve insoportable.

Es por eso que nada mejor para pasar este día que con una cinta en la que el amor, la obsesión y la vida eterna son los ingredientes principales.

Esta película del 92 es de esas rarezas que de pronto se encuentran en la filmografía de sus protagonistas. Vamos, no es frecuente encontrarnos con cintas tan cargadas de humor negro entre los títulos de Meryl Streep, Goldie Hawn o Bruce Willis.

Cada uno de ellos se encarga de llevar a la muerte a otro nivel.

Universal Pictures, 1992

Por un lado Willis nos entrega un papel muy alejado de sus clásicos héroes a prueba de balas, al interpretar a este sumiso y cobarde doctor, en el que sentido del humor sale a relucir.

Aunque lo mejor, sin ninguna duda, es cuando Streep y Hawn se dan, literalmente, hasta con la cubeta. Entre la cabeza sumida (por una pala) de Streep, el escopetazo que recibe Hawn en el abdomen, o las cabezas rodantes del final no hay a cual escoger.

Si bien es cierto que los efectos especiales con los que fue hecha esta película revelan la edad de la misma (20 años bien cumpliditos), son lo suficientemente convincentes como para ser efectivos y dejarnos pensando un rato en esa obsesión que tiene  algunas personas por la juventud “eterna”.

A pesar de que a este título no le fue tan bien con la critica en su año de estreno, el tiempo ha logrado ubicarla como una de esas rarezas dignas de ver (y que mejor momento que este día). Así que si lo que quieren es reírse un poco, esta cinta sin duda es una gran opción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s