Reseña: Cuando Harry conoció a Sally

Columbia Pictures, 1989

Ficha Técnica

País: Estados Unidos

Año: 1989

Director: Rob Reiner

Música: Marc Shaiman

Fotografía: Barry Sonnenfeld

Guió: Nora Ephron   

Duración: 96

Elenco: Billy Crystal, Meg Ryan, Carrie Fisher, Bruno Kirby, Steven Ford

Por: Sarai Rosas Bautista

Sally es una joven estudiante universitaria que esta por iniciar un viaje a Nueva York, cuando le piden de favor llevar a Harry, quien también va a estudiar a la misma ciudad.

Durante el trayecto comienzan un debate sobre si un hombre y una mujer pueden ser amigos verdaderos, en la que ambos tienen opiniones contrarias.

Al llegar a su destino ambos se separan. Sin embargo, a lo largo de los años se van reencontrando en momentos en los que sus vidas van atravesando por diversos cambios.

Estos encuentros no sólo los convertirán en buenos amigos, sino también en algo más.

Cuando Harry conoció a Sally  es de esas películas que le dan credibilidad a la comedia romántica.

El guión de Nora Ephron propone una serie de argumentos que hacen que no sólo los protagonistas se cuestionen sobre las relaciones entre las personas (ya sean amistosas o amorosas) y como estas afectan su vida, sino también los espectadores hagan lo propio.

De esta forma, y con forme la historia avanza, es imposible sentirnos identificados con alguna de las creencias de Sally, Harry o de los amigos que los acompañan. Para ello, las escenas donde parejas de diferentes edades relatan sus historias de amor (en lo que pareciera ser el salón de un terapeuta) son importantes.

Columbia Pictures, 1989

Y es que a pesar de contar con una trama sencilla, vemos como a través de la mezcla de la comedia y el drama estos dos personajes van madurando, siendo los diálogos pieza fundamental.

Por otro lado, las interpretaciones y la química lograda entre Billy Crystal y Meg Ryan son sobresalientes, tanto que nos ofrecen una de las escenas más divertidas del cine: cuando ambos conversan en un restaurante y ella decide fingir un orgasmo con tal de demostrar que él esta equivocado. Sin mencionar una de las mejores declaraciones de amor de la pantalla grande.

Asimismo, la ciudad de Nueva York y la voz de Loui Armstrong  hacen lo suyo para completar el cuadro.

Sin duda una película inteligente y divertida, que más allá de la anécdota de la pareja que se conoce, que se odia al principio y se enamora al final, tiene mucho que ofrecernos a pesar del tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s