Cocos y limones

¿Qué tienen en común un grupo de criminales y una familia de brujas? Tal vez no demasiado, de no ser por la magia del cine… y la música.

Harry Nilsson y su muy curiosa canción Coconut es lo que une a estas dos películas muy distintas entre si: Perros de Reserva y Hechizo de Amor.

La primera estrenada en 1992 marco el debut de uno de los directores más interesantes de la industria, Quentin Tarantino. La segunda, del 1998, resulto ser una muy fallida comedia romántica en el historial de Sandra Bullock y Nicole Kidman.

Pero como aquí lo importante es la canción, habrá que decir que esta aparece en los créditos finales de Perros de Reserva, mientras que en Hechizo de Amor suena durante una borrachera a mitad de la noche.

Fuera de lo anterior, Coconut es una de esas canciones divertidas que se le pegan a uno fácilmente tanto que ha sido ha utilizada media docena de veces, tanto en cine como en televisión,  y si no lo creen sólo escúchenla:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s