Caballos e inocentes corderitos

Hay películas que se quedan grabadas en nuestro inconsciente, convirtiéndose en uno de nuestros referentes del cine. En muchas de ellas hay una escena en particular que nos sacude y que después de verla ya no somos los mismos.

Eso fue justamente lo que me sucedió cuando vi por primera vez El silencio de los inocentes (dirigida por Jonathan Demme y protagonizada por Jodie Foster y Anthony Hopkins) con la escena en la que el asesino Bufallo Bill (Ted Levine) baila frente al espejo usando un traje de piel hecho de sus victimas.

El efecto que causo en mi fue permanente, tanto que cada vez que esta canción suena en la radio la escena aparece inmediatamente en mi cabeza.

Si ya de por si la imagen era escalofriante, la música que le acompañaba aumentaba el efecto de horror. Esa canción es Goodbye Horsesn de Q Lazzarus y aunque después de la película su éxito aumento considerablemente, no apareció en el disco de la banda sonora. Si no la recuerdan a continuación la dejo para ustedes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s