Crítica: Bastardos sin gloria

Universal Pictures, 2009

1941, Francia vive la ocupación del ejército nazi. Su similar alemán busca por todos los rincones de la campiña a aquellos judíos que pudieran estar escondidos. Así comienza la historia de Shosanna Dreyfus.

Por otro lado, un grupo de soldados estadounidenses judíos comienzan a formar un grupo que tendrá una difícil tarea: matar al mayor número de nazis posible. Sin embargo teniendo como líder al Teniente Aldo Raine las cosas parecen un poco más fáciles. Así comienza la historia de los Bastardos.

Bastardos sin gloria es la nueva película del gran director Quentin Tarantino, en ella nos cuanta la historia de varios personajes que de manera casi paralela organizan una emboscada a los altos mandos del ejército nazi.

Al igual que lo hiciera en Kill Bill, el director cuenta esta aventura mediante capítulos, los cuales sirven para contextualizar el momento en que todos los involucrados se verán las caras.

Si hay algo que caracteriza a las cintas de este cineasta en la profundidad de sus personajes y aquí no es la excepción. Desde Brad Pitt (Aldo Raine), pasando por Eli Roth (Sargento Donny Donowitz), Daniel Brühl (Cabo Fredrick Zoller) y Diane Kruger (Bridget von Hammersmark). Aunque hay que decirlo quienes se llevan la película son dos, una de ellas es  Mélanie Laurent (Shosanna).

Tarantino siempre ha hecho a las mujeres de sus películas personas fuertes, capaces de cualquier cosa, y con el personaje de Shosanna lo vuelve a demostrar, pues se vuelve el más emotivo de la cinta.

Caso aparte es el del Coronel Landa, interpretado por Christoph Waltz (el otro que se lleva la cinta), simplemente es fantástico.

Mención especial a Brad Pitt, no hay duda de que Tarantino hace actuar bien al que se le ponga en frente. No se pierdan el intento de Raine por hablar italiano, simplemente genial.

Otra de las maravillas de Tarantino es la elección de la música, ya que esta le sirve como una extensión de la misma historia, es decir sin una no se termina de comprender sin la otra.

Pero lo verdaderamente importante es la manera en que la historia es re escrita, y es que jugar con los hechos reales y cambiarlos a voluntad requiere de algo más que maestría, lo cual definitivamente podemos ver en esta película.

A pesar de que el director se ha caracterizado por que sus producciones están llenas de violencia y malas palabras, es esta ocasión no llega a los extremos mostrados en Kill Bill, pero no pierde para nada ese toque; así que veremos una que otra carnicería.

Bastardos sin gloria definitivamente estará nominada en las próximas entregas de premios pues tiene todo para competir y en una de esas por fin se le haga justicia a su director.

Universal Pictures, 2009

Universal Pictures, 2009

************

Ficha Técnica 

Titulo original: Inglourius Basterds/País: Estados Unidos/Alemania/Año: 2009/Director: Quentin Tarantino/Elenco: Brad Pitt, Eli Roth, Christoph Waltz, Diane Kruger, Mélanie Laurent/Guion: Quentin Tarantino/Fotografía: Robert Richardson, Kenneth Hunter/Duración: 153 minutos

Anuncios