Crítica: Dragon Ball Evolución

20th Century Fox, 2009

Usualmente esta sería una reseña en la que una servidora contaría brevemente el argumento de la película, para posteriormente dar un opinión de la misma.

Sin embargo, y dadas las circunstancias, en esta ocasión nos saltaremos la parte de contar la historia para irnos directamente a la crítica. Y vaya que la habrá.

Desde que se supo de esta adaptación al cine, un buen número de acérrimos fans se la pasaron echando pestes. Es más, muchos estaban como especuladores de la bolsa pronosticando los peores escenarios en los que su anime favorito iba a ser despedazado.

Muchos otros, en los que me incluyo, conservábamos la esperanza de que tuviera algo que hiciera valer la pena la inversión de pagar un boleto de cine.

Para mala fortuna de los segundos, los primeros tuvieron la razón. Y es que la película no es mala… sino lo que le sigue.  Vaya la única forma de rescatar tal fiasco es quitándole los nombres a los personajes, el título del anime y así, tal vez, sólo tal vez, lo lograrían.

Dragon Ball Evolución es la prueba perfecta de cómo una película puede ser muchas a la vez. En un momento es  Spiderman, en el otro era algo parecido a Matrix y cinco minutos después era algo al estilo de Drake & Josh (sobre todo por el nivel de los diálogos). Es bizarro.

Es verdad, es una adaptación, y como tal es cierto que no tiene que ser exactamente igual al original. También es cierto que sólo pueden retomarse algunos elementos del original y de ahí partir para contar una historia nueva. Sin embargo en el caso particular de Dragon Ball la cosa va a otro nivel.

Hay elementos que se mantienen pero hay otros que no debieron ser tocados. Por ejemplo cuando Bulma y Goku se conocen. En la serie es ella quien sabe la historia de las esferas del dragón, en la cinta es Goku quien explica el poder de estos objetos. Ese simple giro dice mucho, ya que se supone que es Bulma quien guía al protagonista a lo largo de la historia.

Por otro lado, hay muchísimos más puntos en contra (a parte de la historia), uno de los más espeluznantes es el casting.

Físicamente ninguno de los personajes logra una buena caracterización, en lo personal los que me parecen más desastrosos son tres: Mai (que parece Barbie en el antro), Pikoro (que parece más un feo disfraz de Halloween) y el de Yamcha (este si me confundió mucho, ¿que no Yamcha era guapo?). Psicológicamente es peor.  Aunque estoy segura de que cada actor se conformó con lo que le dijeron de su personaje,  la única que se tomó la molestia de averiguar como era su papel fue Emmy Rossum (Bulma), ya que de todos es la única que asoma un poco de la personalidad  original.

Si hay algo que rescatar de este desastre sería el trabajo del doblaje. En México hay grandes actores de doblaje que por sí mismos pueden lograr llevar al cine a la gente y esta es la prueba más fidedigna.

En el caso de Dragon Ball, sus voces son muy queridas (al igual que sus propietarios) y lo que lograron es notable. El trabajo de Mario Castañeda (Goku) y Carlos Segundo (Pikoro) es muy bueno, tanto que se nota que tratan de rescatar lo  que se pueda este asunto (aunque no sea su responsabilidad).

El sólo hecho de que los fans hayan presionado de la forma en la que lo hicieron para que estos dos experimentados actores formaran parte del reparto en español es simplemente impresionante. Lástima que no se haya logrado el reparto original completo, eso si hubiera sido magnifico, pero bueno no se puede tener todo en esta vida.

Al final esta película debería ser puesta en la categoría de “ver bajo su propia responsabilidad” porque es segura una cosa, los fans más acérrimos la van a odiar. Y ya para terminar y sin la intención de asustar a nadie, los productores amenazan con una segunda entrega y hasta con una tercera… siendo sensatos, ni siquiera deberían considerarlo.

20th Century Fox, 2009

20th Century Fox, 2009

************

Ficha Técnica 

Titulo original: Dragon Ball Evolution/País: Estados Unidos/Año: 2009/Director: James Wong/Elenco: Justin Chatwin, Chow Yun-Fat, Emmy Rossum, Jamie Chung, James Masters /Música: Brian Tyler/Fotografía: Robert McLachlan/Duración: 85 minutos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s